Los Clientes virtuales sirven para dar carga extra de trabajo a los alumnos. Esto puede ser de ayuda en algunas ocasiones.
Por ejemplo:

  • Estamos muy al principio o final del curso y no hay mucha actividad.

  • Los alumnos están aún un poco verdes y queréis que practiquen primero.

  • Queréis provocar una situación de estrés para ver cómo reaccionan los alumnos. 

Los Clientes virtuales permiten enviar pedidos a los alumnos haciendo llegar un email al departamento de Ventas con un documento adjunto en formato pdf que es el propio pedido. A partir de ahí los alumnos siguen el flujo de trabajo general que hemos explicado en el apartado de los Mayoristas Virtuales. 

Para ver cómo generar pedidos con los Clientes virtuales, ve al “Manual de la plataforma”.

Nuestra recomendación es utilizar tan poco como sea posible este sistema por dos motivos:

  • Ayudar a la plataforma a generar más dinámica, comprando a empresas simuladas.

  • Dar una mejor experiencia a los alumnos, ya que los problemas, negociaciones y comunicación derivados de hacer compra-venta con empresas simuladas.

Teniendo esto en cuenta vamos a ver cómo se crean. Accede a “Clientes” del submenú.

Por defecto la plataforma crea un Cliente virtual para cada empresa, pero igual que los Mayoristas virtuales, puedes crear tantos como quieras.

Para crear uno nuevo simplemente pulsa en el botón de “Añadir”. Verás que se despliega un formulario debajo de la tabla. Rellena los datos necesarios y guarda. Estos datos son los que aparecerán en el pdf del pedido que recibirán en el departamento de Ventas.

¡Importante! Es importante configurar bien el método de pago. Hay dos modalidades:

  • Transferencia: El propio cliente hará un pago a la cuenta indicada al cabo de los días configurados. En este caso se puede ver que es la cuenta "Test" y que se pagará a los 7 días de haber hecho llegar el pedido a los alumnos. Hay que tener en cuenta que el sistema no sabe si los alumnos han generado el albarán y factura correspondientes al pedido, pero efectuará el pago igualmente.

  • Por remesa: En este caso, son los trabajadores de la empresa quienes deberán hacer un cargo al Cliente Virtual. En la propia hoja de pedido e email que se hace llegar al departamento de ventas habrá la cuenta del Cliente Virtual donde hacer el cargo. El cargo se puede hacer a través de un fichero de remesa SEPA o a través de una domiciliación. Ambas operativas están disponibles en el banco.


Para editar un cliente pulsa el botón de editar correspondiente (el cuadrado azul con un lápiz). Modifica cualquiera de los datos y pulsa en “Guardar”. A partir de ahora cualquier nuevo pedido utilizará los datos nuevos.

¿Encontró su respuesta?